Make your own free website on Tripod.com
SALVEMOS UNA VIDA:

PROGRAMA COMUNITARIO PARA LA PREVENCIÓN DEL SUICIDIO. MÉRIDA YUCATÁN MÉXICO. TEL: 9 45 37 77. CORREOS ELECTRÓNICOS CORTESÍA DE FINRED: SALVAUNAVIDA@FINRED.COM.MX CONFIDENCIAL@FINRED.COM.MX LICENCIADA ALIS GARCÍA DE ORTIZ COORDINADORA GENERAL

RIESGO SUICIDA EN ANCIANOS:

En Yucatán México, el suicidio se ubica principalmente en dos grupos de edades: entre los 18 y los 25 años y por encima de los 60. La relación entre la depresión y el suicidio es más estrecha en ancianos que en pacientes de menor edades y, aún más , si existe una enfermedad física grave (Barraclough 1971, Cattel y Jolley 1995). Las autoagresiones deliberadas están también más relacionadas con la depresión en ancianos y deben ser particularmente tomadas en serio debido al alto riesgo de llegar a un suicidio consumado. La valoración del riesgo de suicidio es, por tanto, un aspecto crucial de la depresión en pacientes de edad avanzada con enfermedades físicas, especialmente si estas producen alguna forma de incapacidad o deformidad. Si un anciano presenta uno o más de los siguientes síntomas, hay que explorar la presencia de depresión y, de manera especial, hay que investigar ideas o intentos suicidas. Sensación de sentirse indefenso y a merced de los demás. Desesperanza Sentimientos de culpa Dificultad o incapacidad para disfrutar Cualquier gesto de autoagresión Comienzo reciente de abuso de alcohol ., Marcado desinterés por el medio Quejas frecuentes sobre molestias físicas diversas. Ideas de muerte Amenazas de suicidio De manera especial, hay que poner cuidado en el abuso del alcohol. Osgood (1 987) ha destacado que los pacientes ancianos que abusan del alcohol (particularmente cuando el abuso es de comienzo tardío y en el contexto de pérdida y aislamiento social) pueden estar en un riesgo especialmente alto de suicidio. Personas físicamente enfermas que se abandonan al sufrimiento y que rehusan ayuda médica pueden estar tratando de matarse pasivamente, frecuentemente por una depresión no detectada y potencialmente tratable. De manera similar, los ancianos con un diagnóstico de enfermedad pulmonar grave (por ejemplo enfisema ) y que siguen fumando, de alguna manera se encuentran en una actitud autodestructiva. NUNCA una idea de muerte debe ser menospreciada en los ancianos puesto que las circunstancias que habitualmente los rodean ( la jubilación, aislamiento, soledad, abandono y rechazo) son particularmente peligrosas. Entre las diferentes alteraciones emocionales, la depresión es la causa más frecuente de depresión en el anciano ( se calcula que alrededor del 93% de los ancianos con riesgo suicida están deprimidos). Las ancianas tienen mayor riesgo suicida que los varones . Diversos estudios revelan que de cada 100 ancianos que se suicidan, aproximadamente 64 son mujeres. Estudios similares indican que los sujetos con una enfermedad física significante como el dolor cr6nico o cancerosos tiene un alto potencial suicida. Los ancianos prefieren los métodos violentos como el ahorcamiento seguido de la sobredosis de medicamentos. Las particulares circunstancias del anciano en una cultura como la nuestra centrada en el Tener por encima del Ser, los pone en una posición vulnerable. En nuestra cultura, a diferencia de otras, el anciano es considerado “material de desecho”, ya no es útil de acuerdo a los criterios comerciales que rigen nuestra vida. Es imperativo dejar de pensar que la depresión y las ideas suicidas son “cosas normales” de los ancianos. Tomando en cuenta que es anciano quien ha cumplido sesenta años de edad, es fácil comprender que esta población va en aumento en la medida en que mejoran las expectativas de vida. Pero la cuestión no es tanto la cantidad de años, sino la calidad de vida quienes se encuentran en esta etapa de su existencia. La prevención del suicidio en los ancianos es un aspecto hasta cierto punto menospreciado. La comunidad se impacta más con el suicidio de un niño o de un joven que con el de un anciano ¿ Será esto un reflejo de la manera en que percibimos la ancianidad? No importa qué edad se tiene, no importa el número de años, todos, sin excepción , merecemos una mejor calidad de vida. Si cerca de usted se encuentra un anciano que por más de dos semanas ha estado presentado cinco o más de los siguientes síntomas, podría estar deprimido. En este caso, la valoración del riesgo suicida podría salvar una vida. Sentimientos de tristeza o irritabilidad. Sí( ) No ( ). Pérdida de interés en las actividades que antes disfrutaba. Sí ( ) No ( ) Aumento o disminución del apetito. Sí ( ) No ( ). Insomnio o aumento en la necesidad de dormir. Sí ( ) No ( ). Sentimientos de culpa, desesperanza o autodevaluación . Sí ( ) No( ) Dificultad para concentrarse, recordar cosas o tomar decisiones. Sí ( ) No ( ). Sensación de pérdida de energía ,fatiga o cansancio inexplicable. Sí ( ) No ( ). Pensamientos de muerte o suicidio. Sí ( ) No ( )


!SALVEMOS    UNA    VIDA!

TODOS MERECEMOS UN SOL DE ESPERANZA

RETORNO:

RETORNO A LA PÁGINA PRINCIPAL DEL DR. BAQUEDANO: